Localización
Periodo de visita
Tipo de lugar
Página Web y reservas
Email de contacto

oficinaturismo@pamplona.es

Teléfono de contacto

948 42 07 00 / 639 780 937

Descripción del destino

Se la podría considerar como el corazón de la ciudad, su centro neurálgico. Sus casi 14.000 m²  han sido un punto clave a lo largo de la historia pamplonesa. Nombre que proviene del castillo situado en su parte oriental, la zona de la bajada de Javier, construido por Luis Hutín en 1310 y que tomó la plaza como patio de armas. Durante la edad media sirvió de tierra de nadie en los momentos difíciles entre los tres burgos; además de su función militar, fue mercado en 1324 y, en el siglo XIV, se utilizó para sembrar hierbas y trigo.

Luego se convirtió en un descampado, hasta que en el siglo XVII se fue incorporando a la vida urbana de la ciudad. Hasta mediados de siglo no se empezaron a instalar viviendas y lo hicieron con dificultad, debido a la falta de tradición urbana del lugar. Su proceso de construcción se prolongó hasta el siglo XVIII.

La plaza se configuró pronto como un espacio de ocio y espectáculos ideal. Desde 1405 acogió las celebraciones y justas que festejaban las efemérides monárquicas o los patronos de la ciudad. Además, desde 1385 hasta 1844 (año de construcción de una plaza de toros estable) fue aquí donde se desarrollaron prácticamente todas las corridas de toros. La primera construcción, en torno a 1612, obedece a este contexto, ya que fue la casa del toril, que hoy coincidiría con el nº 37 que da sobre el lado occidental. Más tarde, en el siglo XIX, justas y toros dieron paso a los cafés, manteniendo su función social que, junto con otros servicios, mantiene hasta nuestros días.
El kiosco del centro, de 1943, sustituyó a otro de madera de 1910, que a su vez se instaló en lugar de la fuente dieciochesca de la Beneficencia de Luis Paret. Su estatua principal, la Mariblanca, está hoy en los jardines de la Taconera.

Los recientes trabajos de excavación motivados por la construcción de un aparcamiento y la reurbanización de la plaza han sacado a la luz restos arqueológicos de diferentes periodos. Se ha recuperado un fragmento de un mosaico romano, se han encontrado un centenar de inhumaciones de una necrópolis musulmana y se han hallado restos del convento medieval de Santiago, con más de medio centenar de sepulturas. Además, parte del tramo oriental de la primera muralla de la población de San Nicolás quedó integrada en el aparcamiento.

  • No hay comentarios todavía
  • Añadir un comentario