Localización
Periodo de visita
Tipo de lugar
Email de contacto

oficinaturismo@pamplona.es

Teléfono de contacto

948 42 07 00

Descripción del destino

 

Paseo de Redín y Rincón del Caballo Blanco, este es sin duda uno de los rincones con más encanto de la ciudad, un bello lugar para el paseo junto a la Plaza de San José y la Catedral.

Constituye la parte más alta del Bastión del Redín, donde se levantaba antiguamente un palacio del que solo se conserva la Cruz del Mentidero, lugar de ejecuciones que data de 1500.

La mejores vistas de Pamplona, se ven la Rochapea, Chantrea y San Jorge, el monte San Cristóbal con su fuerte abandonado en la parte más alta.

El Bastión del Redín se consideraba el mejor punto defensivo de la ciudad y el más inaccesible de todo el complejo amurallado. Al tener una forma estrellada con tres puntas, los cañones podían cubrir todos los ángulos de tiro. En cada extremo de la estrella hay una garita de diseño renacentista, iguales que las de la Ronda Barbazana.

Durante los siglos XVI y XVII la muralla se reforzó con nuevas construcciones, había que adecuar el aparato defensivo a los nuevos tiempos y aparatos bélicos. Así, a los pies del bastión se excavaron fosos y se levantaron nuevas fortificaciones, como el Baluarte Bajo de Guadalupe, y más abajo aún, se encuentra el Revellín de los Reyes, una fortificación triangular cuya misión es dividir a la fuerza atacante y proteger los muros mediante un fuego cruzado.

Por su proximidad al Camino de Santiago, que entra a la ciudad por el Portal de Francia y sube por la calle del Carmen, es un lugar muy frecuentado por los peregrinos, que se toman aquí un merecido descanso.

  • No hay comentarios todavía
  • Añadir un comentario